Cualquier oración o acción piadosa aplicada a las almas del purgatorio puede ser un medio para orar por ellas. La manera más efectiva de rezar es celebrar Misa por ellos o aplicar los frutos de tu propia asistencia a Misa. El rosario también es una forma maravillosa de rezar por ellos.

Oramos por las almas del purgatorio mientras pasan por las purificaciones finales necesarias para la mayoría de nosotros después de la muerte. Esto se debe a que la Biblia dice acerca del cielo: «Ninguna cosa inmunda entrará allí» (Ap 21, 27). Jesús también nos hizo una promesa a cada uno de nosotros cuando dijo:

La mayoría de nosotros nos damos cuenta de que pocos dejan este mundo tan perfectos o puros, incluso si están en amistad con Dios y en estado de gracia. Se debe hacer el trabajo final para eliminar cualquier apego final al pecado, cualquier aspereza, cualquier daño, arrepentimiento o dolor. Estas cosas ciertamente se manifiestan cuando estamos ante el Trono de Cristo (ver 2 Cor. 5:10).

Cómo se lleva a cabo esta limpieza es un misterio, pero las Escrituras dan dos imágenes, una reconfortante y la otra más estimulante. El libro de Apocalipsis da el pensamiento reconfortante de que en cuanto a los muertos, Jesús “enjugará toda lágrima de sus ojos, y no habrá más muerte, ni llanto, ni llanto, ni dolor, [for] el antiguo orden ha pasado» (Hechos 21:4). El texto más poderoso proviene de san Pablo, que habla del fuego purificador por el que pasarán los muertos el día del juicio; Será revelado por fuego, y fuego [itself] comprobará la calidad del trabajo de todos. Si permanece la obra que alguien construyó sobre el fundamento, esa persona recibirá un salario. Pero si el negocio de alguien se quema, sufrirá pérdidas. el hombre se salvará, pero como por fuego» (I Corintios 3, 13-15).

Así que por este juicio y purificación (que parece necesario y se enseña), oremos por los muertos, para que este proceso sea rápido, y que pronto estén en toda la gloria del cielo.

Es instinto de la iglesia ayudar a nuestras oraciones, que es una práctica antigua que se remonta al Antiguo Testamento (cf. 2 Mc 12, 40-46). Es nuestro deseo ayudar a estas almas y acelerar cualquier limpieza necesaria que puedan estar experimentando. No siempre estamos seguros de cómo se relaciona el tiempo aquí con el tiempo allá, o incluso si experimentas el tiempo como lo hacemos actualmente. Sin embargo, a pesar de esto, nuestro instinto es orar y ayudarlos en esas obras finales como el Señor completa Su obra maestra.

Publicaciones vistas: 29,559

#https://www.simplycatholic.com/how-to-pray-for-those-in-purgatory/#

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *