Todas las novenas para rezar

Novena de San Blas

St. Blaise fue un obispo que vivió entre los años 200 y 300, en lo que ahora es Turquía. También fue médico. San Blas fue martirizado en el año 316.

San Blas es conocido como el santo patrón de las enfermedades de la garganta. ¡Puedes usar esta novena para buscar la intercesión de este santo médico en tu vida!

Sobre San Blas

Se sabe muy poco con certeza sobre la vida temprana de San Blas. Los relatos más antiguos sobre él provienen de los escritos médicos de un médico de la corte llamado Aëtius Amidenus, de finales del siglo V o principios del VI. Estos escritos invocan la ayuda de San Blas en el tratamiento de pacientes que tienen objetos atorados en la garganta.

Otra obra, llamada Actas de San Blas, fue escrita cuatrocientos años después. Este trabajo da más detalles legendarios de la vida y muerte de San Blas.

Se cree que San Blas fue un médico que finalmente dirigió su trabajo de curación hacia la curación de las almas. Después de algún tiempo en este trabajo, Blaise se retiró a una vida de oración solitaria en una cueva.

San Blas también se desempeñó como obispo de Sebastea, la ciudad en la que nació. Cuando fue elegido para suceder al difunto obispo de la ciudad, la gente de la ciudad se mostró muy complacida.

Todas las novenas para rezarNovena a San Bernardo de Claraval

En su papel de obispo, llevó a su pueblo a la santidad a través de la predicación y un ejemplo personal profundamente virtuoso. La gente acudía a St. Blaise en busca de curación, tanto de dolencias físicas como espirituales, desde lugares lejanos.

San Blas realizó muchos milagros de curación. La leyenda dice que incluso los animales salvajes acudían a él por su propia voluntad para buscar su curación.

En el año 316, llegó a Sebastea un hombre llamado Agrícola, que era gobernador de Capadocia y de la Armenia Menor. El emperador Licinio había ordenado a este hombre que matara a todos los cristianos de la ciudad. Entonces Agrícola arrestó al obispo, San Blas.

Mientras llevaban a Blaise a su lugar de encarcelamiento, una madre le trajo a su único hijo que se estaba ahogando con una espina de pescado que estaba alojada en la garganta del niño. St. Blaise curó completamente a este niño.

Otra leyenda dice que, mientras llevaban a San Blas a la cárcel, una pobre mujer le dijo que un lobo le había robado su cerdo. St. Blaise ordenó al lobo que devolviera el cerdo, y el lobo le devolvió el cerdo, vivo e ileso. Cuando St. Blaise llegó a su prisión, esta mujer le trajo dos finas velas para iluminar la oscuridad de su celda.

Agrícola se sorprendió al ver a Blaise realizar estos milagros, pero aun así intentó hacer que St. Blaise renunciara a su fe. Cuando San Blas se negó a renunciar a su Fe, Agricola lo golpeó con un palo y le desgarró la carne con peines de hierro. Cuando estas torturas no movieron a San Blas a renunciar a su Fe, Agricola lo hizo decapitar.

Todas las novenas para rezarNovena de San Carlos Lwanga y Compañeros

Fiesta de San Blas: 3 de febrero

¿Por qué rezar la Novena de San Blas?

San Blas es el patrón de las enfermedades de la garganta y la asfixia. Puede pedir sus oraciones si sufre de una enfermedad de la garganta, si se está ahogando o en nombre de otra persona que sufre de una enfermedad de la garganta o se está ahogando.

St. Blaise es también el santo patrón de los peinadores de lana y el comercio de lana. Puedes buscar su intercesión si trabajas en la industria de la lana, o para alguien que conoces que trabaja en la industria de la lana.

San Blas es también el patrón de los animales y los veterinarios. Puedes pedir sus oraciones si eres veterinario o trabajas con animales. O puede buscar su intercesión en nombre de alguien que conozca que sea veterinario o trabaje con animales.

¡Puedes rezar la Novena de San Blas para cualquier intención!

Oraciones de la Novena de San Blas

Novena de San Blas – Día 1

Únase a rezar la Novena de San Blas

Todas las novenas para rezarNovena de San Cristóbal

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Querido Señor, te agradecemos por darnos a Tu siervo, San Blas, como ejemplo de santidad. Ayúdanos a imitar el amor que mostró al elegir servirte en la vocación sacerdotal.

San Blas, sabemos muy poco sobre tus primeros años de vida o el camino hacia tu vocación. Pero debes haber amado profundamente a Dios para haber decidido dedicarle tu vida en la vocación de sacerdote y obispo.

¡Por favor, lleva mis peticiones ante Dios a quien amabas tan profundamente!

En su papel como obispo, trabajó para llevar a su pueblo a Dios. Cumpliste fielmente los deberes de tu vocación, hasta que finalmente entregaste tu vida por tu Fe.

Todas las novenas para rezarNovena de San Erasmo

Ruega por mí, para que pueda cumplir fielmente los deberes de mi vocación, como tú lo hiciste. Oren para que pueda dedicarme a servir a Dios, sin importar el costo.

Por favor oren también por (mencione sus intenciones aquí).

¡San Blas, ruega por nosotros!

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Novena de San Blas – Día 2

Únase a rezar la Novena de San Blas

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Querido Señor, te agradecemos por darnos a Tu siervo, San Blas, como ejemplo de santidad. Ayúdanos a imitar la devoción a Ti que mostró a través de su devoto servicio como obispo.

San Blas, la leyenda dice que fuiste un obispo fiel y santo durante algún tiempo. Cuando fuiste elegido obispo de la ciudad de Sebastea, la gente de la ciudad se alegró. E hiciste fielmente todo lo que pudiste para guiar a tu pueblo.

¡Por favor, lleva mis peticiones ante Dios con tanta fidelidad!

Como obispo, trabajó a través de la predicación y un ejemplo santo para guiar a su rebaño e inspirarlo en el camino de la santidad.

Oren por mí, para que siempre busque guiar a otros a mi alrededor a la santidad. Ore para que nunca pierda la oportunidad de llevar a otros a Dios.

Por favor oren también por (mencione sus intenciones aquí).

¡San Blas, ruega por nosotros!

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Novena de San Blas – Día 3

Únase a rezar la Novena de San Blas

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Querido Señor, te agradecemos por darnos a Tu siervo, San Blas, como ejemplo de santidad. Ayúdanos a imitar la virtud que mostró al buscar ser un instrumento de curación para quienes lo rodeaban.

San Blas, tu trabajo como sanador fue mencionado en los primeros escritos médicos. Si bien no sabemos mucho sobre su vida, sabemos que trabajó como médico para curar a otros y eventualmente se dedicó al trabajo de curar almas.

¡Por favor trae mis peticiones ante el trono de Dios!

Su trabajo como sanador era tan conocido que la gente acudía a usted desde grandes distancias en busca de curación. Debido a tu santidad, Dios obró a través de ti para realizar muchos milagros.

Oren por mí, para que siempre busque ser un instrumento de Dios en mi vida. Ore para que nunca pierda la oportunidad de permitir que Dios obre grandes cosas a través de mí.

Por favor oren también por (mencione sus intenciones aquí).

¡San Blas, ruega por nosotros!

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Novena de San Blas – Día 4

Únase a rezar la Novena de San Blas

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Querido Señor, te agradecemos por darnos a Tu siervo, San Blas, como ejemplo de santidad. Ayúdanos a imitar el amor por Ti que mostró a lo largo de su obra de curación.

San Blas, trabajaste como médico para llevar la curación corporal a otros. A lo largo de su búsqueda de este trabajo, continuó sirviendo a Dios en su vida diaria.

¡Por favor continúe llevando mis peticiones ante Dios!

Eras bien conocido por tu santidad, y tus oraciones produjeron muchos milagros durante tu vida. Mientras se dirigía al encarcelamiento debido a su adhesión a la Fe, sus oraciones lograron una curación milagrosa para un niño que se estaba ahogando hasta morir.

Oren por mí, para que siempre busque servir a Dios en mi vida diaria. Ora para que pueda tener una fe fuerte, como la tuya.

Por favor oren también por (mencione sus intenciones aquí).

¡San Blas, ruega por nosotros!

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Novena de San Blas – Día 5

Únase a rezar la Novena de San Blas

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Querido Señor, te agradecemos por darnos a Tu siervo, San Blas, como ejemplo de santidad. Ayúdanos a imitar la devoción por Ti que mostró a lo largo de su obra como sanador.

St. Blaise, como médico, trabajaste para brindar sanidad física a otros. Luego, dirigiste tu atención a traer sanidad espiritual a otros. Continuó fielmente sirviendo a Dios a través de esta misión por el resto de su vida.

Por favor trae mis peticiones ante Dios con tal ¡fidelidad!

Tu gran fe te ayudó a realizar muchos milagros. La gente vino de grandes distancias para buscar tu sanación, y tú continuaste orando para que otros fueran sanados incluso cuando te acercabas a tu muerte.

Ruega por mí, para que pueda tener una fe profunda como la tuya. Ore para que pueda buscar servir a Dios fielmente cada día, como lo hizo usted.

Por favor oren también por (mencione sus intenciones aquí).

¡San Blas, ruega por nosotros!

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Novena de San Blas – Día 6

Únase a rezar la Novena de San Blas

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Querido Señor, te agradecemos por darnos a Tu siervo, San Blas, como ejemplo de santidad. Ayúdanos a imitar el amor por Ti que mostró a través de su predicación como obispo a Tu servicio.

San Blas, fuiste elegido para suceder al difunto obispo de la ciudad de Sebastea. En este papel, continuaste sirviendo a Dios de todo corazón todos los días.

¡Por favor continúa llevando mi petición ante Dios a quien serviste!

Como obispo, guiaste a tu pueblo a la santidad a través de tu predicación y tu ejemplo personal profundamente virtuoso. Hiciste todo lo que pudiste para guiar a tu rebaño hacia Dios.

Oren por mí, para que siempre esté listo para predicar el Evangelio a otros en mi vida. Ore para que nunca pierda la oportunidad de guiar a otros a Dios cuando pueda hacerlo.

Por favor oren también por (mencione sus intenciones aquí).

¡San Blas, ruega por nosotros!

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Novena de San Blas – Día 7

Únase a rezar la Novena de San Blas

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Querido Señor, te agradecemos por darnos a Tu siervo, San Blas, como ejemplo de santidad. Ayúdanos a imitar la virtud que mostró a través de su valiente constancia, frente a la persecución.

San Blas, te desempeñabas como obispo de Sebastea cuando el emperador Licinio ordenó al gobernador que matara a todos los cristianos de la ciudad. Aunque podrías haber salvado tu vida renunciando a tu Fe, perseveraste y permaneciste fiel.

¡Por favor, persevera en llevar mis peticiones ante Dios!

Mientras estabas encarcelado por tu fe, fuiste torturado brutalmente con peines de hierro y palizas. Pero a pesar de tus sufrimientos, te mantuviste firme valientemente y te negaste a renunciar a tu Fe.

Orad por mí, para que siempre sea valiente en mi práctica de la Fe. Oren para que pueda estar listo incluso para dar mi vida, si es necesario.

Por favor oren también por (mencione sus intenciones aquí).

¡San Blas, ruega por nosotros!

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Novena de San Blas – Día 8

Únase a rezar la Novena de San Blas

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Querido Señor, te agradecemos por darnos a Tu siervo, San Blas, como ejemplo de santidad. Ayúdanos a imitar el amor por Ti que mostró al aferrarse a su Fe en medio del encarcelamiento y la tortura.

San Blas, fuiste arrestado por el gobernador cuando comenzó su persecución de los cristianos en tu ciudad. Pero en lugar de renunciar a su fe, se aferró con valentía e incluso aprovechó cada oportunidad para continuar obrando milagros de sanación para los demás.

¡Por favor continúe llevando mis peticiones ante el trono de Dios!

A pesar de los milagros que obró, el gobernador persistió en tratar de hacerle renunciar a su fe. Fuiste golpeado con un palo y tu carne fue desgarrada con peines de hierro, pero estas torturas no hicieron nada para hacerte renunciar a tu Fe.

Ruega por mí, para que pueda ser tan firme en medio del sufrimiento como lo fuiste tú. Oren para que nunca permita que ni siquiera los peores sufrimientos o la muerte debiliten mi devoción a Dios.

Por favor oren también por (mencione sus intenciones aquí).

¡San Blas, ruega por nosotros!

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Novena de San Blas – Día 9

Únase a rezar la Novena de San Blas

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Querido Señor, te agradecemos por darnos a Tu siervo, San Blas, como ejemplo de santidad. Ayúdanos a imitar la devoción a Ti que mostró a través de su vida de servicio a Tu Iglesia.

San Blas, dedicaste tu vida a servir a Dios como sanador del cuerpo y del alma, y ​​como obispo. En su papel como obispo, sirvió a Dios al llevar a su rebaño más cerca de Él en todas las formas posibles.

¡Por favor continúa llevando mis peticiones ante Dios a quien serviste!

Su servicio a Dios ya Su Iglesia no se detuvo ni siquiera cuando se acercaba a su martirio. Continuaste sanando a los que acudían a ti, incluso cuando te llevaban a la cárcel.

Oren por mí, para que siempre busque servir a la Iglesia en todo lo que pueda. Ore para que pueda ser tan dedicado a servir a Dios como lo fue usted.

Por favor oren también por (mencione sus intenciones aquí).

¡San Blas, ruega por nosotros!

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Si le ha parecido útil Novena de San Blas

. Vea mas novenas de nuestro blog.

Puede que también le interese..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *