En todos los días y tiempos ha habido ciertas normas culturales que son aceptadas y seguidas sin mucha duda.

Por ejemplo, cuando comes en un restaurante, esperas que la familia que come en la mesa de al lado use un cuchillo y un tenedor. En otro ejemplo, no es aceptable presentarse a una boda familiar con una camisa hawaiana y bermudas.

La Iglesia Católica no es una excepción a estas normas. El comienzo de la misa dominical sería extraño si el sacerdote comenzara a desfilar por el pasillo con un disfraz de Halloween. Como Iglesia, hemos llegado a suponer y esperar que nuestro sacerdote comience la Misa vestido de cierta manera.

La pregunta es ¿por qué el Padre usa lo que usa en cada Misa? ¿Y cuál es la historia de tu forma de vestir?

Es interesante pensar que las vestiduras sacerdotales de hoy tendrían sus orígenes en las vestiduras ceremoniales descritas en el Antiguo Testamento. Por ejemplo, en Éxodo 28:2-4 leemos: «Para la gloria de tu hermano Aarón, debes hacerte vestiduras sagradas. Por tanto, di a varios artesanos a quienes había dotado de habilidad para hacer prendas de vestir para Aarón, para que lo ungiesen como mi sacerdote. Estas son las vestiduras que harán: el cinturón, el efod, el manto, el brocado, la mitra y el cinturón.

En cambio, los inicios de las vestiduras sagradas de la Iglesia cristiana surgieron de la vestimenta cotidiana del mundo grecorromano. La capa y el manto fueron la base de esta vestimenta del primer siglo.

¿Puedo confiar en mi conciencia?

Los griegos creían que el vestido que cuelga del hombro simboliza el cuerpo y sus movimientos. Creían que este manto envuelto alrededor del cuerpo, con la cabeza en el centro, expresaba la perfección espiritual e intelectual de una persona.

En el mundo romano en el siglo II aparece la dalmática, que era una túnica holgada, sin cinturón y con mangas muy anchas. Era la prenda exterior que se usaba sobre una larga túnica blanca. Curiosamente, estaba rayado y en su mayor parte es la prenda exterior que usan los diáconos católicos.

En el siglo IV, la ropa usada durante las ceremonias litúrgicas se separó de la ropa de la vida cotidiana. Los sacerdotes podían distinguirse por ciertos adornos añadidos a su vestimenta cotidiana. También fue en este momento cuando la estola comenzó a usarse como símbolo oficial del sacerdocio sagrado.

La primera mención de una vestidura litúrgica especial para el Santo Culto proviene de Teodoreto de Ciro (457 d. C.). En su escrito sobre la historia de la iglesia, señaló que en el año 330, el emperador Constantino le dio a la nueva iglesia en Jerusalén una túnica sagrada, que el obispo debería usar durante los bautismos y las vigilias de Pascua.

Durante este tiempo, los documentos también reflejaron el hecho de que muchos estaban divididos en vestimentas litúrgicas específicas. Por ejemplo, el autor cristiano primitivo Tertuliano rechazó la ropa especial, mientras que Clemente de Alejandría la abogó. El Papa Clemente I dijo durante su pontificado en el primer siglo: “Los obispos deben ser diferentes del pueblo en el vestido, pero no en la doctrina”.

En el siglo IX, las prendas sencillas del pasado tendían a estar cada vez más elaboradamente decoradas. Aquí es donde aparecieron los guantes patriarcales. La mitra, o tocado ceremonial que se encuentra más comúnmente en la cabeza de los obispos, se originó en el siglo X. Los zapatos y calcetines litúrgicos usados ​​por obispos y cardenales aparecieron en el siglo XI.

¿Todos los monjes son sacerdotes?

El sacerdote litúrgico investido de hoy es un maravilloso testigo de estas raíces históricas. El hecho de que las vestiduras sagradas no hayan sido utilizadas en la vida cotidiana desde sus inicios demuestra que tenían un carácter litúrgico.

Hoy, el alba, la dalmática y el pantalón enfatizan su función litúrgica. Como tal, el cuerpo del sacerdote se «oculta» para que se le quite como centro de la acción litúrgica y se reconozca la verdadera fuente y pináculo de la celebración, Jesucristo. Entonces el sacerdote usa sus túnicas, no su nombre el mismo christy.

Hoy, el sacerdote de rito latino usa las vestiduras definidas por las normas eclesiásticas, según las normas dadas por las congregaciones episcopales locales y especialmente por la directriz general del Misal Romano, que establece que las vestiduras requeridas significan: En la Iglesia, que es el Cuerpo de Cristo, no todos los miembros tienen la misma función. Esta variedad de oficios se manifiesta en la celebración de la Eucaristía por la variedad de las vestiduras sagradas, que por tanto deben ser signo de la propia actividad de cada ministro. Además, estas mismas vestiduras sagradas también deben contribuir a la decoración de la acción sagrada misma. (Nº 335).

GIRM agrega: “Conviene buscar la belleza y nobleza de cada prenda, no en la profusión de adornos superpuestos, sino en el material y diseño empleados. El adorno de la vestidura debe consistir también en imágenes, es decir, imágenes o símbolos que marquen el uso sagrado, evitando todo lo impropio de él.’ (Nº 344).

colores litúrgicos

Comienza con púrpura y termina con verde, con blanco y rojo en el medio. ¿Qué significan los diferentes colores que viste el sacerdote? Como lo describe la Iglesia, los diferentes colores representan diferentes períodos litúrgicos. Desde aproximadamente el siglo VI, los colores litúrgicos principales han sido el verde, el blanco, el morado, el rojo y el negro.

Verde significa tiempo regular en la iglesia. Cabe señalar que los tonos de verde pueden variar. Por ejemplo, el verde de la primavera es diferente al de noviembre cuando termina el año de la Iglesia.

¿Cuál es el significado de la peregrinación?

El púrpura se usa durante el Adviento y la Cuaresma, lo que representa el sentimiento penitencial de esas estaciones. Similar al morado es el rosa, que solo se lleva dos domingos al año. El primero es el Tercer Domingo de Adviento, también conocido como Domingo de Gaudet. Durante la Cuaresma, se usa el cuarto domingo, también conocido como domingo de Laetar.

El blanco significa tiempos de gran celebración, como se ve en las temporadas de Navidad y Semana Santa. Las túnicas blancas también se usan para bautizos, bodas, ordenaciones y fiestas del Señor, la Santa Madre y los santos no mártires.

Rojo significa la sangre de Cristo, el Espíritu Santo y los mártires. El sacerdote lo coloca para Pentecostés y confirmaciones.

El negro, que rara vez se ve, se puede usar durante el Oficio de Muertos. También se puede utilizar el Viernes Santo.

Vistas de publicaciones: 103,874

Glotonería

#https://www.simplycatholic.com/what-is-the-priest-wearing/#

Puede que también le interese..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *